Antes de pasar al artículo nos gustaría recordarte que hemos lanzado un canal en YouTube y que nos alegraría mucho que te suscribieras para ver nuestros vídeos, ¡puedes hacer clic aquí–> YouTube Supercurioso!

Arqueólogos alemanes descubrieron una fosa común con más de siete mil años de antigüedad. Según los expertos esto podría ser la evidencia de una guerra interna que terminó en una masacre prehistórica.

Matanza prehistórica

Un grupo de científicos alemanes descubrieron una tumba colectiva cuyos cuerpos tenían evidentes signos de heridas y torturas. Hombres, mujeres y niños conforman los 26 cuerpos hallados en Schoeneck-Kilianstaedten, cerca de Francfort.

loading...

Christian Meyer, uno de los autores del estudio, explica que las víctimas presentan fuertes heridas de golpes en la cabeza, en las piernas y también heridas de flechas. Por lo menos la mitad de las víctimas tenían fracturadas las piernas, al parecer estas heridas pudieron ser hechas para evitar que escaparan, así como también para transmitir un mensaje a sus enemigos.

Meyer explica para la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias, que todavía no pueden aseverar si las víctimas estaban vivas o muertas cuando recibieron esas heridas:

“Fue tortura o mutilación. No podemos decir a ciencia cierta si las víctimas estaban todavía vivas”

 Teorías de la cultura prehistórica

Esta es la tercera fosa común que se ha descubierto en los últimos años en esa área de Europa. En las tres fosas comunes tanto las víctimas como los victimarios parecen haber pertenecido a la cultura prehistórica Linearbandkeramik-LBK, el cual fue un pueblo que vivió en Europa aproximadamente cinco mil años antes de Cristo.

loading...

Como explica el autor, el descubrir una fosa es un hallazgo espectacular, pero cuando se trata de tres, se pueden comenzar a esgrimir teorías sobre el comportamiento de esta cultura.

Los tres sitios en que fueron descubiertas las fosas coinciden con los lugares en que vivieron los miembros de este pueblo en sus últimos años. Esto sugiere que la cultura LBK se dividió en diversos bandos enemigos que pelearon literalmente hasta la muerte. En este sentido, los autores del estudio explican:

“Las nuevas evidencias sumadas a resultados anteriores, indican que las matanzas de comunidades enteras no eran hechos aislados, sino características frecuentes de las últimas fases de la LBK”

¿Qué te ha parecido este asombroso descubrimiento?

Si te ha gustado este artículo, de seguro te va a gustar leer: Las terroríficas profundidades oceánicas en la Prehistoria y Bramaderas, los teléfonos de la prehistoria

Imagen: Sílvia Martín, Javier Habladorcito, Chico Ferreira