Degas ha pasado al imaginario colectivo por ser el pintor de “Las bailarinas”. Nadie mejor que él supo captar la delicadeza, la dulzura, el talento y la exquisitez de estas mujeres. Pero hay cosas realmente curiosas sobre Degas que seguro que no sabías… y como sabes que en Supercurioso nos encantan las curiosidades en torno al arte, siguiendo la estela del artículo “El Dalí desconocido”, hoy te queremos presentar la faceta más desconocida de Degas.

El mayor secreto de Degas

Son muchas las veces en que hay nuevos descubrimientos inesperados que nos sorprenden. En este caso, un año después de que Degas muriera, en 1917, sus amigos encontraron 150  estatuillas de bailarinas, caballos y bañistas que nunca habían salido a la luz, realizadas en arcilla, cera o plastilina y que el artista hacía para practicar su arte. Toda una sorpresa que el pintor nunca había querido compartir. ¿Por qué? Seguramente nunca lleguemos a saberlo.

Las 5 curiosidades en torno a Degas

  1. Las modelos de Degas nunca posaban; a él les gustaba tomar apuntes mientras bailaban, para luego realizar sus cuadros.

loading...

  1. Los cuadros de bailarinas tuvieron tal éxito que llegó a hacer más de 600.
  2. Aunque participó en casi todas las exposiciones impresionistas, nunca se consideró como tal.
  3. Era millonario, hijo de una familia aristocrática de banqueros cultos y permaneció toda su vida sólo pintando.
  4. Enseguida se hace famoso en las tertulias por irónico y misógino. Tenía frases tan inigualables como ésta: “Nunca me casé. Temí que mi mujer al ver un cuadro mío dijera: Hum…qué bonito”

La pequeña bailarina… Un escándalo

Esta escultura que se presentó en la sexta exposición impresionista de 1881 y que representa a una bailarina de 14 años fue todo un escándalo en su época. Era la única de sus esculturas que expuso en vida y además su favorita. El original estaba hecho en cera y tras su muerte se vació en bronce. La trenza era de pelo natural, el tutú de gasa natural en color gris y las zapatillas y la cinta del pelo de raso.

loading...

Degas no tuvo otra idea que exponer la bailarina junto a dos dibujos de dos asesinos de aquella época que tenían facciones simiescas, parecidas a las de la niña. Eso y el hecho de que todo el mundo consideraba que era una escultura demasiado realista y sin tacto provocó todo un escándalo. La critica la tachó de fea, de retratar cruelmente la desnutrición que sufrían las jóvenes de las zonas marginales de la época, que parecía un simio

Degas continuó haciendo estatuillas que nunca expuso. Sus herederos mandarían fundir en bronce 70 de las estatuillas de Degas entre ellas la bailarina… Se descubrió que el esqueleto no era de alambre sino de trozos de pinceles viejos… Todo un halo de modernidad.

Si te gustan las curiosidades de Arte no te pierdas Los Misterios de la Mona Lisa como siempre en Supercurioso.