El mundo está lleno de peligros y nunca sabemos dónde podemos encontrarnos con esa fatalidad que nos lleve a la tumba. Eso debió pensar Bobby Leach los días previos a su muerte. El pobre Bobby tuvo una de las muertes más singulares que recuerda la historia: Resbaló con una piel de naranja y murió al poco tiempo por la complicación de los daños que recibió en la caída.

La imagen de alguien resbalando con una piel de naranja nos parece cómica ya que la asociamos a los dibujos animados, pero aunque pueda parecer una broma, Bobby murió en esas circunstancias. Y esto no es lo más curioso de esta historia, sigue leyendo y te aseguramos que te quedarás asombrado.

El paseo en barril por las cataratas del Niágara

Al conocer la muerte de Bobby cabría pensar que se trataba de una persona débil, con pocas energías o poca resistencia… ¡Pero nada más lejos de la realidad!. Bobby Leach era famoso en sus tiempos por haber sido el primer hombre del mundo capaz de descender por por las cataratas del Niágara en un barril. ¿Suena a locura verdad?

loading...

Bobby Leach junto a su barril metálico

Fue en 1911 cuando este inglés se lanzó por estas peligrosas cataratas y milagrosamente sobrevivió para contarlo. La verdad es que le salió bastante caro, Bobby Leach se rompió en el descenso casi todos los huesos de su cuerpo, así que tras varios meses de rehabilitación y reposo decidió dedicarse a dar conferencias por el mundo hablando de su aventura acuática.

En una de estas conferencias en Nueva Zelanda fue cuando Bobby tropezó con la piel del naranja. Al caer se rompió la pierna y tuvo la mala suerte de que se le infectó y gangrenó. Los médicos no pudieron hacer nada para salvar su vida, la infección se apoderó del cuerpo de Bobby y lo mató. Una cáscara de naranja fue capaz de conseguir lo que no consiguieron las cataratas del Niágara, sin lugar a dudas se trata de una paradoja Supercuriosa.

loading...

Tumba de Bobby Leach

Por cierto. Antes de terminar queremos darte una última pero magnífica curiosidad. Si te das cuenta, en este artículo hemos dicho que Bobby fue el primer hombre en descender por las cataratas del Niágara en barril. ¿Es esto cierto? Si. Pero ¿Sabías que no fue la primera persona en hacerlo? Efectivamente, una mujer se le adelantó. Su nombre se era Annie Edson y lo hizo casi 25 años antes que Bobby. ¡Sin duda las mujeres son más resistentes al dolor que los hombres!

¿Te ha gustado este artículo? Comparte tus comentarios con nosotros en las redes sociales y nos harás muy felices.