No estamos promoviendo la burla a las creencias de los demás, es sencillamente que esta nueva religión, llamada pastafarismo, se ha erigido como una forma humorística de luchar contra ciertos decretos educativos en Estados Unidos. ¿Te animas a ver de qué trata?

Su razón

Estados Unidos es un país laico: la Iglesia y el Estado están separados y rige un código civil para los actos de las personas. Por lo tanto, está expresamente prohibida en su Constitución la enseñanza de cualquier religión en las escuelas públicas.

Sin embargo, por ser su población mayoritariamente cristiana (baptistas, luteranos, presbiterianos, metodistas, mormones, evangélicos, congregacionalistas, adventistas, y un largo y nutrido etcétera), en 1999 muchos grupos fundamentalistas, que no creen en las teorías de la evolución, argumentaron que el evolucionismo debía ser considerado como una religión más y que, en ese sentido, el creacionismo (la versión bíblica de la creación del mundo) debía ser impartido en las escuelas para darle a los alumnos un punto de vista alternativo.

Comenzaron también a dejar de llamar creacionismo al creacionismo, para denominarlo “diseño inteligente”, intentando legitimar científicamente la creación divina, al mismo tiempo que igualaban su validez con la de las pruebas evolutivas, sin mencionar ninguna religión concretamente.

En el año 2004 el Consejo de Educación de Kansas, donde sus miembros son elegidos popularmente y se deciden las políticas educacionales de esa entidad, ordenó a todas las escuelas estatales impartir la misma cantidad de horas lectivas al evolucionismo darwiniano y al diseño inteligente, ya que según ellos tenían la misma validez científica…

Es aquí donde entra el creador de esta nueva religión.

Su profeta

En 2005, Bobby Henderson dirigió una carta abierta al Consejo donde protestaba por la norma asumida por las escuelas estatales, que obligaba a los profesores a dar clases de “diseño inteligente” y de evolucionismo en igualdad de condiciones.

bobby henderson

Bobby Henderson

En vista de ello, pidió que su nueva religión, el pastafarismo, recibiera el mismo trato y que se enseñara también su versión de la creación del mundo, para que fuera otra alternativa.

La religión

El mundo fue creado por una voladora bola gigante de espaguetis con albóndigas, llamada Monstruo del Espagueti Volador (en inglés, Flying Spaghetti Monster). Obtuvo respuesta del Consejo sólo cuando Henderson publicó la carta en su web.

A medida que el enfrentamiento se hacía más notorio, el tráfico en el sitio web del Monstruo del Espagueti Volador crecía exponencialmente, y explotó de forma definitiva cuando este dios inventado apareció en diversos blogs y sitios de humor (como Something Awful, Uncyclopedia, Boing Boing y Fark.com).

loading...

Esta religión paródica propone al Monstruo del Espagueti Volador como su dios. Sus seguidores se llaman pastafaris (en clara alusión a los rastafaris) y proclaman, humorísticamente, haber sido “tocados por su apéndice tallarinesco”.

El dios es indetectable e invisible, y creó al mundo luego de una épica borrachera, lo cual explica las imperfecciones mundanas. Las evidencias que apoyan la teoría evolucionista fueron plantadas por este dios para probar la fe de los fieles –y así parodian la postura de los que creen en la infalibilidad de la Biblia–. Por ello, todo parece ser más viejo de lo que es.

El Monstruo guía indefectiblemente la conducta humana, crea o no, a través de sus “apéndices tallarinescos”. Además, los desastres naturales, como los terremotos o el calentamiento global, son consecuencia directa de la disminución drástica de los piratas en el siglo XIX. En este punto, Henderson se burlaba de la falacia lógica de que la “correlación implica causa”, utilizada por diversos grupos religiosos al afirmar que el aumento de las catástrofes y las guerras son consecuencia directa de la disminución de los valores religiosos en el mundo. Por tanto, quienes enseñen el pastafarismo deben vestirse de piratas, y de no hacerlo así se consideraría una falta de respeto a sus creencias.

loading...

El cielo pastafari tiene volcanes de cerveza por todas partes, y una fábrica de bailarines y bailarinas striptease. Por el contrario, en el infierno los volcanes están llenos de cerveza caliente y sin gas, y los bailarines sufren de enfermedades venéreas.

Su día sagrado es el viernes, y los devotos deben vestirse completamente de piratas; su símbolo principal es una cruz donde reposa un tenedor para comer pasta.

Cualquier oración dirigida al dios debe terminar con la palabra Ramen o r’Amen, nunca Amén (como sabes, el ramen es una sopa de fideos japonesa). Y, por supuesto, su Evangelio presenta los principios del pastafarismo y explica el sistema de creencias en los que se basa. Aquí se incluye un mito sobre la creación del mundo, una guía propagandística de catecismo, ciertas pruebas pseudo científicas y algunas bromas con la palabra “pasta”, así como una guía de los días sagrados pastafaris y un código de comportamiento enumerado en los mandamientos “Realmente preferiría que no”.

Así, esta religión con este dios enrevesado se convirtió en un símbolo de lucha contra las enseñanzas del diseño inteligente en escuelas públicas.

Fronteras afuera

Por increíble que parezca, en Austria y en la República Checa hubo ciudadanos que lograron obtener documentos oficiales (como el permiso de conducir o carnet de identidad) con fotografías en las que lucían un colador de pasta como sombrero. ´

En ambos países se permite llevar la cabeza cubierta por razones religiosas (por ejemplo, las musulmanas y las monjas), y en el caso del pastafarismo, el colador de pasta es considerado una prenda religiosa pastafari.

loading...

En diciembre de 2005, Henderson recibió un adelanto de 80.000 dólares de parte de la editorial Villard para que escribiese el tan mentado Evangelio del Monstruo del Espagueti Volador, que se publicó en marzo del 2006. En el sitio web se han vendido más de 100.000 copias.

Naturalmente, todos saben que no es en verdad una religión, es sólo la voluntad de poner de manifiesto la arbitrariedad estatal (de cualquier Estado) al privilegiar un sistema de creencias por encima de otro. Quién sabe, tal vez el humor nos permita entender de una vez que la humanidad está por encima de cualquier religión.

Si te gustó el tema, no te pierdas las 6 religiones más curiosas y las 4 más extrañas del mundo.

Imágenes: John Dill, Johnida Dockens, James Welcher, Anna Creech, Edward O’Connor