En Supercurioso nos encantan los animales y os hemos presentado artículos hablando de los pulpos o de las orcas, por ejemplo. En esta ocasión queremos fijarnos en los curiosos ritos de cortejo de 5 animales. Todas las especies tienen rituales para “conquistar” a sus parejas y llegar al apareamiento y muchos de ellos son singulares. Hemos elegido al erizo, la serpiente de jarretera, el ave del emparrado, el puerco-espín y el elefante para investigar sobre su vida amorosa.

El puerco-espín

La hembra del puerco-espín sólo es receptiva al apareamiento durante ¡12 horas al año! El macho tiene que probar a ver si es el momento. ¿Cómo lo hace? Se yergue sobre sus patas traseras y camina hacia ella, cuando está relativamente cerca (aproximadamente 2 metros) le lanza un chorro de orina.

puercoespín

La hembra, mojada, si no está receptiva chillará y e intentará librarse de la orina. Si está dispuesta, se erguirá como él,  mostrando su vientre, y procederán al apareamiento. Con cuidado para no clavarse las púas, naturalmente.

El ave del emparrado

El ave del emparrado es originaria del norte de Australia y de Nueva Guinea. Son unas aves inteligentísimas, que entre otras cosas imitan a la perfección sonidos animales e incluso frases humanas. Su comportamiento cuando quieren aparearse es también de una complejidad extraordinaria. El macho construye un emparrado o gabinete para atraer a su pareja. Éste habitáculo puede ser más o menos sofisticado según la especie.

loading...

Los mejores son estructuras complejas hechas con palos y hojas y muy decoradas. Para los adornos utilizan conchas, flores, pequeños frutos, piedrecitas, hojas…y si pueden añaden trocitos de vidrio de colores. Lo sitúan todo hasta que queda a su gusto. Cada gabinete es diferente. Las hembras van de emparrado en emparrado y se quedan con el macho que mejor lo ha decorado. ¡Ah! Si alguno no se ha esmerado, se queda sin pareja.

La serpiente jarretera

Entre finales de abril y principios de mayo, en Manitoba, Canadá, miles de serpientes “jarretera de flanco rojosalen de las cuevas subterráneas en las que han hibernado para, entre otras cosas, aparearse.

loading...

Los machos suelen despertarse primero y esperan a las hembras en el exterior. Cuando estas salen, se lanzan sobre ellas formando unas increíbles bolas de serpientes que ruedan por todo el territorio. Por cada hembra pueden haber entre 50 y 100 machos.

El elefante

Los elefantes son rápidos en su cortejo. Primero elegirán a la hembra y pelearán con otros machos por ella. Empujones, golpes con sus trompas, embestidas con los colmillos…todo vale. El vencedor puede iniciar el cortejo. Lo primero es acercarse a la orina de la hembra y con la trompa examinarla para ver si es el momento adecuado para la reproducción. Si es positivo, se acercará a la hembra y ambos iniciarán una serie de movimientos de frotación con sus cuerpos.

loading...

Entrelazarán sus trompas y acto seguido la elefanta parecerá huir. En realidad se trata de un juego, de una especie de “pilla-pilla” más o menos largo, que culminará con el apareamiento.

El erizo

El erizo tiene un cortejo “penoso“. Se acerca a la hembra y da vueltas a su alrededor, a veces durante horas, emitiendo un extraño sonido muy parecido a un gemido. Cuando se decide a aproximarse le da pequeños mordiscos en las púas.

erizo

La hembra, si está receptiva, hará que sus púas queden en relax para poder aparearse sin peligro. Si no es su momento, mantiene las púas erizadas, da media vuelta y se va.

Si te interesan las curiosidades de animales, quizá quieras leer 15 curiosidades de animales que te asombrarán.

Imágenes: jacksnipe1990,