Para los que fueron niños y adolescentes durante las décadas de los sesenta y setenta del siglo pasado nada hay más normal que un hombre disfrazado de monstruo arrasando con la maqueta enorme de una ciudad japonesa. Efectos especiales casi ingenuos que hoy en día en vez de llamar a la risa provocan nostalgia, y muchos dividendos a los productores de Hollywood y Japón que han retomado el tema con todo y 3D.

loading...

En la televisión series como Ultramán, Monstruos del espacio o Ultraseven, nos acostumbraron a seres vagamente semejantes a reptiles o inspirados en dinosaurios, aunque con atributos como el de lanzar rayos o pulsos electromagnéticos, que obviamente no tuvieron los grandes saurios.

Estos súper monstruos han recibido el nombre de Kaiju, y prosperaron en un género cinematográfico japonés denominado tokustasu, que se traduce literalmente como “filmación especial”, y que engloba tanto series de televisión como películas donde se usan muchísimos efectos especiales.

loading...

Este género prácticamente surgió con una película, Godzilla (1954), y hoy en día está muy presente en la cultura popular mundial, como lo testimonian las versiones recientes con este mismo kaiju como protagonista, y otras como Pacific Rim (Titanes del Pacífico, 2013).

Godzilla o Gojira

En la versión de este kaiju donde actúan Jean Reno y Matthew Broderick (1998) hay una escena donde un sobreviviente japonés exclama aterrado Gojira, Gojira, que es como aparentemente se pronuncia el nombre de este monstruo en japonés. Por esta vez el error no fue de los estadounidenses, que a veces desestiman o deforman las pronunciaciones en otras lenguas, sino de los estudios Toho, productores de la versión de 1954, y que al trasladar el nombre de la bestia del alfabeto japonés al romano o latino lo convirtieron en Godzilla.

Godzilla está tan presente en la cultura occidental que tal vez no amerita las cursivas de palabra extranjera; este monstruo ha sido protagonista de casi una treintena de producciones cinematográficas, de varias series animadas, cómics y videojuegos, aunque su origen sigue envuelto en las brumas del mito, o la radiación.

De Hiroshima a San Francisco, de villano a héroe

No se sabe si la historia es completamente cierta, pero se dice que el productor Tomoyuki Tanaka se inspiró en dos clásicos del cine fantástico: El Mundo Perdido (The Lost World, 1925) y King Kong (1933), a lo que sumó el terror nuclear creado por el lanzamiento de las dos bombas atómicas en Japón en 1945, Hiroshima y Nagasaki, que los experimentos nucleares de los estadounidenses en el Pacífico mantenían bien vivo y presente en el pueblo japonés.

loading...

Godzilla es además resultado de la combinación de dos palabras: gorira (gorila) y kujira (ballena), y como King Kong, no es completamente un villano. Aunque en la primera película ataca Japón, en las siguientes se convertirá en un defensor del archipiélago contra otros monstruos o kaiju.

loading...

Godzilla vs el equipo de Megalon

En las dos últimas versiones estadounidenses vuelve a verse esta dualidad: en la primera la criatura ataca Nueva York y es eliminada por aviones de combate; mientras en la segunda, realizada en 2014, defiende San Francisco –California– de otros dos kaiju.

De esta manera Godzilla tal vez expresa el temor y la atracción que el ser humano siente por la energía atómica y por otros poderes liberados por la ciencia, menos benignos que el gran Godzilla.

Si te interesa la mitología japonesa, te invitamos a leer sobre otras criaturas de este país.

Imágenes: Chuck Coker, Hannah Swithinbank, Tom Simpson, Yusuke Umezawa