Ahora que el mercado de fichajes futboleros arde a la espera de que arranquen las principales ligas europeas, es el momento ideal para recordar la historia del fichaje de Ali Dia, considerado el peor futbolista de todos los tiempos por los aficionados del Southampton inglés. Lo que empezó como una broma telefónica degeneró en una de las situaciones más rocambolescas de la historia del fútbol. ¿Quieres conocerla?

loading...

A mediados de la temporada 1996-1997, el Southampton de Graeme Souness estaba sumido en una profunda crisis. Ocupaba los últimos puestos de la Premier League y Souness tenía hasta seis jugadores lesionados. Entonces, el entrenador de los Saints recibió la llamada de George Weah, el delanterio liberiano del Milan que acababa de ganar el Balón de Oro. Weah le recomendaba el fichaje de su primo, Ali Dia, que estaba libre tras jugar un año en el PSG. Además, había sido 13 veces internacional por Senegal.

Souness no tenía muchas más opciones, así que el Southampton le hizo a Ali Dia un contrato de un mes. En sus primeros entrenamientos con el Southampton Ali Dia llamó la atención, pero por su torpeza o lentitud, algo que se achacó a su falta de adaptación al fútbol británico. Su debut con los Saints estaba previsto para un amistoso entre los juveniles del Southampton y el Arsenal, pero una tormenta obligó a suspender el partido. Pese a todo, Souness decidió convocar a Ali Dia para un partido oficial contra el Leeds.

El debut y el fin de Ali Dia

Le Tissier, la gran estrella del Southampton se lesionó, y llegó el momento de gloria de Ali Dia. El jugador saltó al terreno de juego con el dorsal 33, pero en 43 minutos corrió anárquicamente por el campo y su único remate no tuvo ningún peligro. El propio Le Tissier lo definió como “Bambi sobre hielo. Daba un poco de vergüenza”. Su fondo físico era lamentable, y Souness lo sustituyó mientras el público lo despedía al grito de “Ali Dia is a liar, is a liar” (Ali Dia es un mentiroso).

Tras el lamentable espectáculo, Ali Dia no volvió a jugar con el Southampton. El día después no fue a entrenar (alegó una lesión) y lo despidieron aunque le quedaban dos semanas de contrato. El equipo se salvó por un punto, Souness se fue a entrenar al Torino italiano y Ali Dia prosiguió con su carrera de futbolista en el modesto Gateshead de la quinta división, donde hizo dos goles en ocho partidos. Licenciado en economía, se rumorea que a día de hoy se dedica a representar futbolistas.

Pero… ¿cómo llegó a la Premier League?

Es cierto que hace 20 años las redes de ojeadores de los equipos prácticamente no existían, pero no deja de llamar la atención que Ali Dia llegase al Southampton. Souness llamó a Weah para pedirle explicaciones, pero el liberiano aseguró que no tenía nada que ver con el asunto y que tampoco tenía primos senegaleses. Al final se descubrió que el autor de la llamada era un amigo de Ali Dia, que consiguió engañar a todo el mundo y colocar al jugador.

Como es lógico, Ali Dia tampoco había jugado en el PSG ni con Senegal. Solo había jugado en un equipos semiprofesionales en Francia, Alemania o Finalndia y poco antes de su rocambolesco fichaje-engaño por el Southampton lo habían rechazado en los Blyth Spartans, un equipo amateur, por su nulo nivel como futbolista tras un solo partido.

Imagen: Ingy The Wingy