Independientemente de lo que creamos o no, de si somos católicos o pertenecemos a otra religión, no se puede negar que la iglesia católica ha ocultado hechos y documentos, haciendo tambalear la confianza y la fe de las personas que han seguido los valores que proclamaban sus responsables. Ejemplos de esto se han visto durante toda la historia. A continuación te vamos a contar algunas de las curiosidades, misterios y enigmas más sonados en la iglesia católica.

Archivos secretos del Vaticano

Existen unos 50 kilómetros de estanterías que contienen más de 50.000 volúmenes de documentos de entre los cuales hay miles que no han sido revisados, ni siquiera por los propios miembros del Vaticano.

loading...

Lo que esconden es todo un misterio. Mientras algunos creen que se trata de novelas y teorías conspirativas, otros creen que tanto secretismo tiene que ver con algo más atroz. Algo que quizás podría socavar los cimientos de la institución. ¿Qué crees tú que hay en estos misteriosos archivos? Ten en cuenta que para entrar y consultarlos se requieren un sinfín de autorizaciones y difícilmente podrás consultar todos y cada uno de los documentos que guarda. Un poco inquietante, ¿no?

Los tres secretos de Fátima

Se cuenta que la virgen confió a tres pastores portugueses tres secretos que han dado la vuelta al mundo. Los pastores proclamaron recibir los mensajes a través de una aparición de la Virgen María. El primero de los secretos era una visión del infierno, la segunda incluía unas instrucciones sobre cómo salvar las almas del infierno y reconvertir el mundo a la cristiandad; y la última no se tiene muy claro sobre qué puede versar debido a que el Vaticano no se ha pronunciado al respecto. Esto lo convierte en algo realmente misterioso. ¿En qué consistirá?

loading...

Algunas personas piensan que el tercer mensaje es un aviso de guerra, otros que trata de la deposición del Papa, de su asesinato o de su sustitución por un impostor.

La Papisa Juana

Se trata de una antigua leyenda medieval que habla de una mujer que, evitando tener que prostituirse, se colocó el hábito de un sacerdote muerto por la peste y se puso a mendigar como un hombre. Se llamaba Juana y era muy inteligente.

loading...

 

Pronto comenzó a proclamar la palabra de Dios y se convirtió en una oradora magnífica e incluso fue nombrada obispo e incluso Papa, pero terminó sucumbiendo a los encantos de un paje y quedó embarazada. En ese momento se conoció su mentira. Sobre el final de la historia hay varias teorías: unos afirman que fue asesinada por la multitud y otros que murió en la pobreza junto a su hijo.

El misionero, la única postura permitida

La cuestión es ¿por qué? Y la respuesta resulta asombrosa.

loading...

Según parece, durante la Edad Media el misionero era la única postura permitida porque favorecía la procreación y estimulaba menos el placer que otras posturas. Es decir, la idea era que el coito no debía procurar placer. ¡Muy curioso!

Imagen Lawrence OP