Ya tuvimos una primera cita con personajes históricos y sus comidas favoritas en “Comidas con mucha historia”, ahora en Supercurioso os presentamos un nuevo capítulo, en esta ocasión de la mano de Eric Fratini  y su libro “Muerte a la carta” en el que el autor presenta un centenar de personajes históricos y cuál fue el último plato que comieron antes de dormir además de otras anécdotas varias.

La última comida

Aquí te presentamos todo un listado supercurioso sobre lo que comieron antes de morir alguno de los personajes más famosos de la historia.

  • Cleopatra tomó higos dulces con cobra
  • James Dean se tomó una Coca Cola y una manzana
  • Mahatma Gandhi tomó leche de cabra, verduras crudas y cocidas, naranjas, pan blanco y mantequilla y una infusión de jenjibre, limón y jugo de aloe.
  • John F. Kennedy tomó huevos pasados por agua, bacon, queso de cabra Linden Dale, tostadas con mermelada de frambuesa, zumo de naranja y 2 tazas de café muy cargado; fue su último desayuno.

LADY DI

  • Lady Di, que se encontraba en un lujoso restaurante del Rizt parisino “L´Spadon”, tomó tortilla de hongos y espárragos, lenguado Dover con muselina y verduras en tempura.

Otras anécdotas del libro

Este libro no deja de ser toda una curiosidad culinaria e histórica también. En él puedes encontrar un anecdotario nada desdeñable para contar entre amigos. ¿Sabías, por ejemplo, que Hitler era muy goloso, que le encantaba el chocolate y lo comía a diario en caliente o en tabletas y que le ponía al café nada más y nada menos que 7 cucharadas de azúcar? Y es que era tan y tan goloso, que le añadía azúcar hasta al vino tinto.

Otro personaje con gustos culinarios curiosos fue Mahatma Gandhi. Se dice que bebía su propia orina todas las mañanas, lo que en el yoga es llamado “técnica amaroli”. Era un hombre de ayunos voluntarios y desayunaba agua caliente, miel y zumo de limón.

loading...

Freddy Mercury visitaba una vez por semana a su madre para que le preparara su plato favorito: una especialidad parsi, llamada dhansak. Este plato que consiste en carne de cordero guisada con lentejas y verduras, acompañadas de arroz caramelizado. El día antes de morir quiso despedirse con un banquete del que no probó bocado: sopa de verduras, costillas de cerdo con salsa barbacoa y pastel de manzana, todo regado con vodka helado y champán francés.

Terminamos este artículo con una frase bastante interesante de Eric Fratini, el autor del libro:

Si algo me ha enseñado este libro es que no importa que seas estrella del pop, artista o político. Da igual. A todos nos gusta comer lo que cocinan nuestras madres.”

Si te gustan los artículos sobre cocina y personajes históricos, no te pierdas Las Recetas de la esposa de Mr. Darwin como siempre, aquí en Supercurioso.

 Imágenes: Alfonso Capilla,Martin Beek,Jim Forest