La verdad es que lo que sucede en Corea del Norte es del todo surrealista. Quienes residan en España y hayan tenido la oportunidad de ver el reportaje que se hizo en el programa En Tierra Hostil sobre el mismo país, sabrá de qué hablamos cuando nos referimos a lo que sucede en el lugar en estos términos. Pero para todos aquellos que no lo sepan, en este post os lo vamos a contar.

El país de la felicidad

Según la Wikipedia, Corea del Norte es uno de los países más asilados del mundo y cuenta con severas restricciones tanto en la entrada como en la salida de personas. De hecho se le conoce como el país más hermético del mundo. Si viajas a Corea del Norte, debes saber que no podrás moverte libremente por el país como harías en cualquier otro sitio sino que tendrás que estar siempre acompañado por representantes que haya escogido el gobierno. Así es, todo está milimétricamente controlado.

loading...

Las pocas personas que entran en Corea lo que ven es un país idílico. Lugares muy bien cuidados, bonitos y donde abundan los recursos económicos. En el reportaje al que nos hemos referido al comienzo del artículo se puede ver esto perfectamente. Según la imagen que el gobierno desea transmitir, hay lujo y los habitantes de Corea del Norte son ciudadanos felices a los que no les falta de nada.

La realidad tras la fachada idílica de Corea del Norte

Pero todo esto es pura fachada. El contraste de esta imagen con la realidad es tan brutal que resulta increíble. Al escuchar los testimonios de personas que han logrado escapar de allí, los pelos se nos ponen de punta. El régimen es aterrador.

Sólo las personas más afines al régimen impuesto por el dictador pueden vivir en un estilo de vida ‘medio decente’. Pero claro, el precio a pagar es sumisión absoluta al líder. Los menos afines son enviados a campos donde trabajan la tierra a destajo y malviven. De hecho, estas personas, que pocas veces han podido ser grabadas debido a las duras restricciones que existen en el país, tienen un aspecto físico que deja en evidencia en qué condiciones viven. Es realmente lamentable.

loading...

Según cuentan quienes han conseguido escapar del país, si cometes un delito, por pequeño que sea, el castigo es desproporcionado y con toda probabilidad lo pagarán varias generaciones de tu familia. Los habitantes de Corea del Norte incluso son obligados a ver cómo el régimen ejecuta y maltrata de forma despiadada a personas por haber cometido algún tipo de ‘delito’ que ni siquiera es contemplado en los países modernos como tal. Quien no va a favor del régimen obtendrá más sufrimiento del que probablemente ya padezca con las duras condiciones de vida que impone el mismo gobierno.

loading...

Lo peor de todo es que difícilmente se puede hacer algo y si se pudiera, los que tienen el poder de hacerlo no lo hacen. Actualmente Corea del Norte cuenta con potente armamento con el que amenaza atacar a cualquiera que se interponga en su camino. Es el régimen de ‘aquí se hace lo que digo yo’ y punto.  Una injusticia aterradora que mantiene en condiciones infrahumanas a miles de personas pero que el propio país se empeña en ocultar mediante una imagen falsa de felicidad y opulencia.

Imagen (stephan)