¿Te has preguntado alguna vez porque muchas personas son capaces de dominar una habilidad nueva con facilidad mientras que a otras les cuesta mucho más? En Supercurioso te explicamos el por qué de este misterio. ¡No te lo pierdas!

La conexión de distintas partes del cerebro es clave

Para conocer las causas de estos procesos, científicos de universidades de Estados Unidos crearon un estudio para poder calcular las conexiones entre las diferentes partes del cerebro en un conjunto de individuos, mientras que aprendían como jugar con un juego sencillo, que se basaba en la reproducción de notas que estaban codificadas por colores, cuando pulsaban el botón que correspondía a cada una con un control manual.

loading...

Eran 6 secuencias con 10 notas cada una que fueron presentadas a los participantes varias veces. En el mismo tiempo que se escaneaba su cerebro, a todos se les señaló que reprodujeran las diferentes secuencias en un tiempo mínimo para responder a un conjunto de claves que se mostraban en una pantalla.

El experimento siguió funcionando fuera del laboratorio extendiéndose hasta las seis semanas. Cada dos semanas se evaluaba a los voluntarios para identificar sus avances respecto a la práctica del juego y para que fuesen escaneados de nuevo.

Muchos de ellos aprendieron a controlar las secuencias de notas muy rápido, mientras que los demás lo hacían más lentamente. Los resultaron mostraron que la actividad cerebral del primer grupo era distintas a la de los demás.

Los investigadores pretendían estudiar como diferentes regiones del cerebro trabajaban conjuntamente en el aprendizaje de las secuencias en base a una red compleja. Este punto de vista posibilitó calcular en qué punto dos nodos estaban conectados mientras los individuos jugaban y aprendían, y también permitió conocer las tendencias generales de diferentes regiones cerebrales encargadas de realizar distintas funciones.

Uno de los descubrimientos fue, por ejemplo, que la región del cerebro que gestiona el movimiento de los dedos y la región que procesa los estímulos visuales ya no trabajaban conjuntamente al final del estudio, aunque sí en un comienzo, cuando los participantes estaban aprendiendo las secuencias de notas musicales.

loading...

En lo referido a las diferencias de los dos grupos -los que aprendían más rápido y los de lento aprendizaje- se comprobó que los primeros disminuían su actividad neuronal en zonas no relacionadas para identificar las claves que aparecían en pantalla o con el proceso de tocar las notas.

¿Te ha resultado interesante? ¿Eres de los que aprenden rápido o lento según qué habilidades? Si te ha gustado, también puedes leer “Dèjá Vu: ¿Error del cerebro o recuerdo de vidas pasadas?