Todos hemos oído hablar alguna vez de los beneficios de la cerveza: beberla con moderación es bueno para el corazón, reduce el riesgo de sufrir cálculos renales, es un afrodisíaco y, a diferencia de lo que muchos piensan, tiene pocas calorías. La levadura de la cerveza también ayuda a tener una piel más suave -de hecho, existen tratamientos para ello-, pero desde Japón llega el anuncio de una cerveza milagrosa: Suntory Precious, la cerveza que te ayuda a rejuvenecer.

Suntory Precious: una cerveza “elixir de la juventud”

Al parecer, el secreto del asunto está en el colágeno. Cada lata, además de un volumen del 5%, incluye dos gramos de colágeno, una proteína ligada al estado de la piel que se va perdiendo a medida que nos hacemos mayores. De hecho, la pérdida de colágeno de nuestra piel es la que provoca las arrugas, símbolo inequívoco de la edad.

loading...

Aunque pueda parecer una idea muy novedosa, no es la primera vez que se habla de comer colágeno para hacer frente a las arrugas en Japón. De hecho, en el país asiática hay cierta polémica sobre su uso en la cocina y en algunos productos. Sin embargo, el colágeno está presente de forma natural en alimentos que forman parte de nuestra dieta como la carne de pescado, cerdo, pollo, vaca o pavo. Las patas de cerdo y la piel de vaca son grandes fuentes naturales de colágeno.

Para las cremas o inyecciones de colágeno, la proteína del colágeno se extrae precisamente de la carne de res, de cerdo, de aves o de pescado. También estimulan la producción de colágeno alimentos ricos en vitamina C, como pueden ser las verduras, los frutos secos, leches vegetales, productos lácteos como el queso o las frutas rojas.

Pero… ¿funciona?

Seguro que si hacemos una encuesta sobre si la gente prefiere utilizar cremas de colágeno o beberse una cerveza que contenga esta proteína, la segunda opción gana por goleada. Pero la pregunta clave es: ¿de verdad tiene efectos rejuvenecedores esta cerveza?

Según sus creadores (aunque no han revelado cómo funciona) y por lo que intuimos en el anuncio, sí que surge efecto, pero si buscamos un punto de vista científico la cosa cambia.

Uno de los grandes obstáculos es si el colágeno es suficiente para contrarrestar los efectos del alcohol, ya que solo dos gramos se antojan una cantidad más que insuficiente, primero, para tener un efecto notable sobre la piel, y segundo para paliar la hinchazón e irritación provocadas por el alcohol. Pero esto no es todo, ya que los dermatólogos añaden que al consumirlo como cualquier otro alimento, el sistema digestivo lo trataría como a cualquier otro alimento o bebida, dejándolo sin efecto.

De esta manera, hasta que los productores de la Suntory Precious expliquen su fórmula, la mejor manera de seguir un tratamiento de colágeno seguirá siendo a través de cremas. Si de todas formas queréis probar esta cerveza rejuvenecedora tendréis que viajar hasta Japón, ya que de momento solo se vende en la región de Hokkaido.

Imagen: Wagner T. Cassimiro “Aranha”