En Supercurioso te contamos sobre algunas de las maldiciones más famosas que han perseguido a determinadas familias y personajes famosos. Ahora te traemos la segunda parte de esta lista, si no crees en maldiciones, puede que te replantees esta postura, o no.

Maldiciones célebres y espeluzantes

1. Familia Grimaldi

Cuenta la leyenda que Rainiero I abandonó a su prometida, quien al parecer era una gitana. Esta mujer llena de odio lanzó una maldición no sólo a su ex prometido, sino también a toda su familia y futuras generaciones:

“Ningún Grimaldi encontrará felicidad en el matrimonio.”

Maldición o no, lo que sí es cierto es que la mala suerte ha perseguido a esta familia, desde el propio Rainiero I, quien terminó divorciándose de su esposa, hasta el mismo Príncipe Rainiero III, quien quedaría viudo después e que la Princesa Grace Kelly falleciera en un accidente de coche.

loading...

Las hijas de Rainiero y Grace tampoco han contado con mucha suerte en el amor, numerosos divorcios, escándalos y muerte han estado presentes en las relaciones de pareja de Carolina y Estefanía y los rumores de problemas en el matrimonio tampoco escapan del actual Príncipe Alberto y su esposa Charlene Wittstock.

2. Tutankamon

La maldición de Tutankamon es una de las famosas en el mundo entero. Cuando el arqueólogo Howard Carter descubre la tumba de Tutankamon en el año 1922 comienzan a sucederse varias tragedias y muertes sin explicación alguna.

loading...

Los sucesos extraños comienzan desde el momento en que se abre la tumba del rey egipcio, cuando en ese mismo instante se va la luz en toda la ciudad del Cairo sin explicación alguna. A partir de ese momento, comenzarían a ocurrir una serie de desgracias que perseguirían al equipo presente en la expedición. Se dice que la maldición cobró la vida de por lo menos 20 de las personas que estuvieron en el momento que se abrió la cámara mortuoria, todas esas muertes ocurrieron bajo circunstancias muy extrañas.

3. El auto de James Dean

Al parecer el Porsche 550 Spyder con el que James Dean perdió la vida tenía una maldición, puesto que todos los que de alguna u otra forma se acercaron a este vehículo sufrieron terribles tragedias.

loading...

El chofer que recogió el auto de Dean luego del accidente, falleció después de que el automóvil lo aplastara. Poco tiempo después un especialista en automóviles llamado George Barris compró el vehículo por 2.500 dólares, cuando el mismo llega al estacionamiento de Barris cae sobre uno de los mecánicos fracturándole ambas piernas. Posteriormente, Barris comienza a separar y vender las piezas del Spyder, la persona que le compró el motor falleció en la primera carrera que lo utilizaba, otro cliente que compró la transmisión tuvo un fuerte accidente, aunque sobrevivió para contarlo.

En determinado momento el garaje de Barris se incendia, pero sorprendentemente el Porsche 550 se mantiene intacto mientras los carros de alrededor se consumen por las llamas. Cuando el carro fue puesto en exhibición en Sacramento, el stand en el cual se encontraba se cayó y un adolescente resultó herido con una fractura de cadera. En otra oportunidad, cuando el Spyder era llevado para una exposición en Las Salinas, la tragedia volvió a golpear, puesto que el conductor del camión que lo transportaba falleció al perder el control del mismo.

Enfermedades, muertes repentinas y prematuras, tragedias, desgracias y mala suerte han perseguido a estos personajes y tú, ¿crees en las maldiciones? ¿Conoces a alguien que haya sufrido alguna maldición?

Imagen: Mercedes Blanco, M a n u e l