Hace poco ha salido a la luz una noticia, cuanto menos impactante. La noticia contaba cómo a Ruth Palmer, una mujer británica le habían falsificado el perfil en redes sociales. Curioso ha resultado cómo de especializada fue la falsificación y cómo llegó a darse cuenta. Te contamos más.

Leah Palmer era una chica activa con 800 seguidores en Instagram

Leah Palmer era una mujer especialmente activa en las redes sociales, que vivía en Dubai y que contaba con un montón de seguidores en Instagram, al menos unos 800. Sin embargo lo más curioso de esta mujer es que NO EXISTÍA.

Un día, una amiga de Ruth Palmer la llama para contarle que había encontrado algo muy curioso en las redes sociales. Alguien había estado usando sus fotos y las de sus familiares para gestionar perfiles falsos.

loading...

Fijaos si la historia es retorcida que parece ser que el suplantador creó también perfiles de familiares y mantenía conversaciones con ellos para darle credibilidad a la cuenta. El marido de Ruth fue el que el suplantador utilizó como el molesto ex novio de Leah.

Así se descubrió el pastel

Ruth acabó descubriendo que Leah había estado mantenido relaciones con hombres a través de redes sociales y que incluso algunos les habían mandado fotos y vídeos con contenido erótico. Uno incluso parece que cortó una relación real para mantener una nueva con esta chica creyendo que era Ruth por las fotos.

Tras una investigación llevada por ella misma, llegó a conseguir dos teléfonos del suplantador. Parece ser que Ruth le llamó, el suplantador atendió el teléfono, Ruth dijo ‘Hola’ y ella enseguida colgó. Es decir, que por lo que se deduce de sus palabras, el suplantador era, al final, una chica.

Ruth trató de ponerse en contacto con ella y encontrarla pero las cuentas de Leah fueron rápidamente borradas de las redes sociales y la policía no pudo investigarlo. Por otra parte, al no usar la usurpadora el nombre completo de Ruth, esta no había cometido delito, según las leyes aplicables en el caso. Ahora Ruth relama más seguridad en las redes sociales y apoyo para este tipo de situaciones.

Imagen Thang Le Photography