Parece que dormir tranquilamente la siesta en domingo, mientras los peques descansan puede tener los días contados. Al parecer, el hecho de que los niños duerman la siesta no es del todo beneficioso, si bien los bebés y los niños muy pequeños sí deben hacerla para descansar y encontrarse mejor.

Menos siesta para los niños

Esto lo reafirma un estudio publicado en Archives of Disease in Childhood, realizado por responsables de la Escuela de Psicología de la Universidad Tecnológica de Queensland, en Australia, que establece que los niños de edades comprendidas entre los 3 y los 8 años deben dormir unas 10 horas al día, pero seguidas, de manera que es mejor que no hagan siesta.

loading...

niños siesta

Es más, ello incide directamente en la calidad del sueño. Puesto que algunos estudios demuestran que los niños siguen durmiendo la siesta una vez cumplidos los tres años tienen peor calidad del sueño. Algo que hasta ahora parecía lo contrario, pues siempre que se pueda, se intenta que los niños duerman cuantas más horas mejor y después de comer, mucho mejor.

De todas maneras, a medida que los niños crecen, las horas de sueño se van reduciendo, y si bien por la noche pueden dormir muchas horas, se observa que durante la siesta ya no tienen tanto sueño como antes, incluso pueden no llegar a dormirse dando vueltas o jugando en la cama.

Investigaciones y estudios

Los que realizaron este estudio vieron una conexión directa entre la siesta y la calidad de las horas de sueño durante la noche. Y es que llegaron a la conclusión de que dormir después de comer más allá de los dos años de edad alarga el tiempo que le cuesta al niño dormirse posteriormente.

Lo que no se pudo acabar de demostrar es si la siesta tiene algún impacto en la salud del niño o bien su comportamiento. Si bien, los investigadores quieren realizar más estudios relacionados con los niños y la siesta para llegar a conclusiones más significativas que relacionen el sueño de los niños más pequeños junto a sus relaciones y otros factores ambientales.

Lo que sí tienen claro los científicos y los médicos es que descansar es bueno para el desarrollo físico y mental de los niños, al hacer aumentar la atención y la memoria de los pequeños, y ayudarles a aprender y prestar atención. ¿Cuántas horas duerme tu peque? ¿Hace la siesta?

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas el origen del Ratoncito Pérez, una criatura que ilumina los sueños de nuestros pequeños.