El 26 de enero la Tierra tuvo una visita astronómicamente cercana: un asteroide, el 2004BL86, pasó a 1,2 millones de kilómetros de la Tierra, poco más de tres veces la distancia entre nosotros y la Luna, por lo que pudo ser observado con cierto detalle (4 metros por pixel) mientras seguía su camino a cincuenta y cuatro mil kilómetros por hora.

loading...

Mapa celeste donde se ubican nuestro planeta y el asteroide BL86

Con 325 metros, es el primer asteroide de estas dimensiones que se nos aproxima en lo que va de milenio, aunque no se trata de una visita inesperada, pues su acercamiento a nuestro planeta ha sido vigilado desde el 2004, cuando fue detectado por el LINEAR, el Centro de Investigación de Asteroides Lincoln, que cuenta con un sistema de radares en Nuevo México (Estados Unidos).

Una piedra con luna

Su cercanía permitió detectar también un segundo objeto, especie de luna de unos setenta metros orbitando en torno al BL86, lo que no es inusual en los asteroides, pues un 16% de estos objetos presentes en el sistema solar presenta esta clase de asociaciones (sistemas binarios o triples). Y hablamos de un aproximado de 150 millones de asteroides con más de cien metros de diámetro.

Una cuestión de tamaños y trayectoria

La mayor parte de estos pequeños objetos celestes se encuentra en el cinturón de asteroides, entre Marte y Júpiter; pero hay también un grupo menor con órbitas cercanas a los planetas mayores, y algunos de ellos pueden acercarse bastante a la Tierra, o incluso impactarla.

Hace 65 millones de años un asteroide de 10 kilómetros de diámetro se estrelló contra la Tierra causando entre otras cosas la extinción de los dinosaurios. En febrero de 2013 un meteoro de apenas 20 metros impactó en Cheliábinsk, Rusia, causando daños materiales y 1.600 heridos. Claro, nada comparado con el evento de Tunguska en 1908, que arrasó más de 2.000 kilómetros cuadrados.

loading...

Fotografía del rastro del asteroide que cayó en Cheliabinsk en 2013

En febrero de 2014 otro asteroide, de 46 metros de diámetro, pasó a apenas 27.600 kilómetros de la Tierra, incluso por debajo de la órbita de algunos satélites meteorológicos y de comunicaciones (que se mantienen a 35.000 km de altura). Bastante cerca, como veis.

El siguiente visitante

Aunque se estima que hay entre un millón y un millón quinientos mil objetos celestes de cierto diámetro próximos a la Tierra, los investigadores de la NASA consideran que estamos relativamente seguros por los próximos cien años.

loading...

Imagen artística de la muy joven Tierra bombardeada por asteroides, cortesía del Laboratorio de Imagen Conceptual de la NASA

El siguiente asteroide de cierto tamaño que se espera pase cerca de la Tierra es Apohis, de unos trescientos metros de diámetro, que nos inquietará y fascinará con su presencia en 2029.

Un artículo que puede interesarte y sigue esta onda espacial trata sobre la estrella más próxima a nuestro sistema solar, Próxima Centauri.

Imágenes: NASA Goddard Space Flight Center, theilr, Alex Alishevskikh