Aprovechando las festividades, es apropiado darse a la tarea de conocer el origen de toda tradición que llevamos a nuestras casas y sobre todo de una de las más populares alrededor del mundo: poner el árbol de navidad. ¿Sabes de dónde viene esta tradición? ¿Quién inició esta curiosa costumbre? Te lo contamos.

El primer uso del Árbol de Navidad

En esta tradición en particular que, comúnmente se le atribuye a la población estadounidense y se cree que no posee algún significado religioso, interviene en gran medida el avance y dominación del cristianismo, por encima de toda creencia antigua.

loading...

En realidad fueron los cristianos que llegaron por primera vez al norte de Europa quienes se sorprendieron al descubrir que sus pobladores celebraban, en unas fechas cercanas a la Navidad cristiana, el natalicio de Frey, el dios del sol. ¿Cómo lo hacían? Adornaban un árbol que simbolizaba el Universo, en lo más alto del cual estaba la morada de sus dioses y el Valhalla, donde residía el dios Odín. Los cristianos se dieron prisa y adaptaron esta tradición.

Simbología cristiana

Según la leyenda, en el siglo VII el cambio se hace oficial a partir del momento en que San Bonifacio, evangelizador alemán, tiene la iniciativa de arrancar un árbol que representaba las creencias antiguas de dioses paganos de raíz y plantar en su lugar un abeto, el cual tenía diversos significados.

loading...

La hoja del abeto (perenne) simbolizaba la eternidad del amor de Dios hacia los hombres y su forma triangular representaba el misterio de la santísima trinidad. Así mismo decidió adornarlo con manzanas, esta vez simbolizando el pecado original y la tentación y añadió algunas velas que indicaban la presencia de la luz de Jesucristo. Posteriormente la tradición fue adquiriendo detalles variopintos, añadiendo esferas de cristal y estrellas o dulces.

La Iglesia Católica y la eterna oposición a lo nuevo

Como en todo lo que surge espontáneamente hubo un “pero” ante la conmoción del nuevo adorno navideño, puesto lógicamente por la Iglesia Católica, quien lo creyó un ritual pagano y con gran cantidad de errores en la simbología. Sin embargo, la tradición obtuvo tal impacto que rebasó las creencias de la Iglesia convirtiéndose en un éxito, principalmente en las regiones alemanas de Alsacia, Renania-Palatinado y Baden en el siglo XVII.

Los fieles protestantes acuñaron la iniciativa del abeto argumentando que fue Martín Lutero quien propuso e inició la tradición de adornar con velas, manzanas y dulces el árbol de navidad en representación a las muchas bendiciones que Jesucristo otorga a sus devotos.

loading...

Llegado 1774 no había vuelta de hoja, la Iglesia no pudo frenar esta tradición siendo que llegó hasta la literatura más famosa de la época a manos de Johann Wolfgang Von Goethe en su obra “Las Penas del joven Werther”, haciendo referencia al ahora famoso árbol de navidad.

A mediados del siglo XIX la Iglesia reconoce éste árbol como el “Árbol de Cristo” añadiendo incluso el afamado pesebre donde se representa  el nacimiento de Jesús.

 La Sociedad y la Navidad

Como toda moda, en aquel entonces, la tradición de poner un árbol de navidad en las casas y adornarlo pertenecía sólo a las familias pudientes de la época, mientras que el resto de la población de escasos recursos se conformaba con observar estos adornos en plazas comerciales, mercados e iglesias.

El primer árbol navideño público se colocó en 1878 en el mercado de navidad del niño Jesús en Núremberg al sur de Alemania, el cual hoy en día permanece como uno de los mercados tradicionales de la región. Los encargados de esparcir la noticia fueron algunos viajeros que llevando la imagen del árbol se trasladaron a tierras americanas, iniciando en Estados Unidos en el siglo XX.

loading...

La navidad es para Alemania una temporada que genera millones y millones de ganancias debido a la gran demanda de árboles de navidad que son requeridos, ya que son las localidades de Schleswig-Holstein, Renania del Norte-Westfalia y Baja Sajonia las que producen mayor cantidad de coníferas que sirven para decorar miles de hogares en todo el mundo.

¿Qué te parece el origen del árbol de Navidad? ¿Ya has puesto el tuyo? Cuéntanos cómo adoptas esta tradición, o alguna otra, honrando la Navidad.

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese saber cómo se celebra la Navidad en otros países.

Imágenes: Mark VuaranKonrad KrajewskiSteven Jankeanthony_gotozopeuse