En Supercurioso nos interesamos por los aspectos más notables de la historia de cualquier invento o avance científico, y así os traemos los detalles de cómo se efectuó el primer vuelo tripulado de la historia.

El vuelo que cambió el mundo y que duró sólo un minuto

Los hermanos Wright, Wilbur (1867-1912) y Orville (1871-1948), son los pioneros de la aviación moderna.

Algunos antecedentes

Estos dos hermanos provenían de una numerosa familia, hijos de un ministro religioso que fijó su residencia en Daytona, a pesar de que los deberes eclesiásticos del padre los obligaba a mudarse con frecuencia.
En la casa familiar existía una biblioteca con abundantes libros, que los chicos (los cinco hermanos) leían con voracidad. Los padres fomentaban el estudio, la reflexión y la investigación, cosa que influyó en Wilbur y Orville especialmente, que gracias a estas herramientas intelectuales pudieron desarrollar sus inventos, a pesar de no haber ido nunca a la universidad.

loading...

Detalle. Retrato de los hermanos Wright en su Memorial Nacional en Kill Devil Hills, Carolina del Norte, E.E.U.U.

Un detalle curioso sobre Wilbur: sufrió un accidente que le produjo serias consecuencias psicológicas que no le permitieron ir a la universidad de Yale y por esa causa permaneció encerrado en su casa durante 4 años; sin embargo fue él (que probablemente sufrió de agorafobia) quien voló por primera vez… Pero no nos adelantemos.

Socios y hermanos

Wilbur y Orville siempre se interesaron por todo lo que se moviera; ya en 1889 construyeron ellos mismos una imprenta, donde publicaban un semanario y un diario. Esto significó una asociación que duraría por el resto de sus vidas.

Orville, por su parte, era un ciclista consumado y un mecánico experto, lo que los impulsó a fundar una compañía de bicicletas, la Wright Cycle Co., precursora de la de los vuelos.

loading...

Bicicleta de la compañía Wright & co.

Tenían gran interés en los aparatos voladores; conocieron y estudiaron los trabajos de S.P. Langley, un ingeniero americano que estableció los principios aerodinámicos para sustentar las alas en el aire, y de Otto Lilienthal, un alemán, que a su vez instauró los principios del vuelo artificial.
Con todo este bagaje y su calenturienta imaginación empezaron a construir prototipos de planeadores biplanos, que a medida que pasaba el tiempo fueron perfeccionando con alerones, elevadores y timones.
Pero como las condiciones climáticas de su hogar no eran las mejores, se mudaron a Carolina del Norte, donde a partir de 1900 comenzaron a experimentar con sus diseños.

Nuevo siglo, nuevo aire, nueva altura

En 1903 lograron adaptar un motor de combustión interna a un aeroplano. Y aquí se produjo lo que cambiaría para siempre la perspectiva del ser humano y que cumpliría el sueño de Ícaro: volar.
En presencia de cinco testigos, entre los cuales se contaba Orville, Wilbur realizó uno de los indiscutidos avances tecnológicos del siglo XX: montado en el aeroplano, hizo el primer vuelo tripulado de la historia, que duró apenas 1 minuto con una distancia de sólo 26 metros.

loading...

Hermanos Wright, primer vuelo (1903)

Tal hazaña no se reconocería sino hasta dos años después, en 1905, cuando los medios se interesaron en su más reciente creación: un aeroplano capaz de volar durante poco más de media hora y recorrer unos 28.5 kilómetros.

Luego fundaron la American Wright Company, y viajaron por Europa mostrando sus maravillosos inventos. El resto es historia, que vemos todos los días alzar el vuelo y aterrizar en los aeropuertos.

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese conocer el extraño nacimiento de Red Bull.

Imágenes: Tom WigleyJasperdoFiresignluvi