Son muchas las veces que en Supercurioso te hemos hablado del asombroso reino animal, como cuando te mostramos los 5 animales más curiosos del planeta. En esta ocasión te traemos algo realmente fuera de lo común. No sólo te hablaremos de las desconocidas babosas marinas, sino también de sus extravagantes apareamientos.

Hasta hace poco, las babosas marinas no habían interesado demasiado al mundo científico, pero en los últimos años han adquirido un nuevo protagonismo.

El nombre “babosa marina” solemos usarlo para referirnos a moluscos gasterópodos marinos o caracoles de mar, especialmente cuando no tienen – o, al menos, lo aparentan- un caparazón.

loading...

Hypselodoris bennetti. Kurnell, Sydney, New South Wales

Las babosas marinas pueden encontrarse en todos los mares y océanos del mundo – hasta en el Ártico y Antártico. Además pueden llegar a lucir unos colores realmente vistosos e, incluso, resultar venenosas.

Pero nada de lo anterior es lo que ha despertado el interés del mundo científico. Aquello que ha llamado su atención son: sus rituales sexuales. Descubramos dos casos realmente curiosos.

La babosa hermafrodita que al copular perfora a su compañera

A primera vista, este titular puede parecer mentira, pero ni mucho menos. La especie que realiza esta desconcertante acción fue observada y denominada Siphopteron Especies 1 por unos investigadores de la Universidad de Türingen, Alemania.

Esta babosa inicia su cópula de una forma suave y lenta, con un abrazo. Cabe recordar, que se trata de una especie hermafrodita, así que ambos sujetos son al mismo tiempo macho y hembra.

De pronto, en medio de la amorosa cópula, los enamorados se apuñalan en la cabeza el uno al otro. ¿Cómo lo hacen? Usan un apéndice, una especie de puñal, que tienen en el pene y lo clavan en su compañero.

¿Por qué lo hacen?

Mediante esta acción los investigadores interpretan que inyectan en el cerebro ajeno una sustancia parecida a una droga.

Este compuesto que inyectan sirve para cambiar a la pareja. Aunque ambos son hermafroditas, habrá uno de ellos que se erija como macho, ya que el otro, tras la traumática inyección se decantará por dejar de fecundar y adoptar un comportamiento de hembra.

La babosa con un pene desechable

Unos investigadores japoneses han descubierto que la babosa Chromodoris reticulata abandona su pene después de copular. Tras este acto, en menos de 24 horas, le crece un nuevo pene para poder continuar con su apareamiento. Este pene “de repuesto” va comprimido en su cuerpo hasta que debe reemplazar al desechado.

loading...

Chromodoris reticulata. Bunaken, Sulawesi, Indonesia

Lo más asombroso es que este método de reproducción puede ser utilizado por esta babosa marina hasta 3 veces seguidas.

Se trata del único animal que se conozca que puede aparearse seguidamente gracias a “un pene desechable“.

Sin duda, el mundo animal no deja de sorprendernos. Lo más probable es que aún queden especies por descubrir y resulta casi imposible imaginar las curiosidades animales que nos depara el futuro.

Si te ha sorprendido este artículo, puedes que te interese descubrir 5 fascinantes curiosidades del océano.

Imágenes: Bernard DUPONTDes ParozKlaus Stiefel.