La leyenda de el Rey Arturo y su espada Excalibur es posiblemente, una de las historias medievales más fascinantes. Esa mágica espada hendida en la piedra que aguardaba paciente a la persona apropiada que la pudiera empuñar. Pero tal vez te sorprenda si te decimos que existe un lugar en el mundo donde hay otra solitaria espada enclavada en el suelo que aún no ha encontrado al caballero que pueda sacarla de allí. ¿El lugar? En plena Toscana Italina. Un escenario idílico y muy propicio para este tipo de historias…

loading...

Espada de San Galgano

Galgano Guidotti y el Arcángel San Miguel

Galgano Guidotti había nacido en Italia, en el año 1148. Los primeros años de su vida fueron plácidos y tranquilos, llegada la juventud aprovechó al máximo su atractivo para llevar una existencia algo más libertina, algo despreocupada… hasta que un día, según cuenta la leyenda, recibió la visita del arcángel Miguel.

Tal vez le recriminó su vida licenciosa, o puede que simplemente, le animara a tomar un nuevo rumbo. Meses después, y para desconcierto de todo el mundo, Galvano empezó a predicar por Siena y otros pueblos italianos, hasta que al final terminó cansándose y decidió que lo mejor era convertirse en eremita, e irse a vivir al monte Siepi, a un gran cueva que se hendía en la misma tierra.

loading...

La Abadía de San Galgano

Su familia y amigos no aceptaron su inusual decisión, e intentaron impedírselo. Se cuenta que incluso sus amantes intentaron detenerlo, pero Galgano tenía el firme propósito de alejarse de todo. No dudó en subirse al caballo y apartarse de la nerviosa multitud que quería detenerlo. Hasta que algo ocurrió, su caballo se encabritó con la agitación y cayó al suelo. El golpe fue terrible. Al quedar inconsciente durante unas horas tuvo una extraña visión, el arcángel Miguel se le aparece una vez más y le da un nuevo mensaje:  debe construir una abadía en el monte Siepi.

Al despertar y contar lo que le había sucedido, no recibe más que las burlas e incomprensión. Nadie le cree, piensan que se ha vuelto loco, y solo su madre y sus amantes tienen piedad de él. Galgano entonces se enfurece, está lleno de ira y de desesperación… es entonces cuando realiza su único milagro: clavar profundamente su espada en una piedra formando una cruz con la empuñadura. Corría el año 1180.

loading...

Imagen de la espada en la roca y la cúpula que la protege

Su singular proeza fue vista por todo el pueblo, y pronto empezó a escamparse su peculiar milagro. Empezaron a creerle, la prueba era bastante espectacular… Cuando Galgano falleció se decidió levantar una capilla en el mismo lugar donde la espada se halla hendida, una bella capilla que hoy en día aún permanece en pié. Los Cistercenses fueron fieles devotos a la figura de Galgano Guidotti , así como los agustinos. Tanto es así que finalmente se le terminó canonizando, y construyeron para él una bella Abadía. La Abadía de San Galgano. 

Como curiosidad podemos decirte que la espada está protegida por una resistente vitrina a prueba de vándalos. ¿La razón? No había día en que curiosos, turistas y amantes del mito artúrico, se acercaran para intentar extraer la famosa espada de San Galgano… 

¿Cómo resistirse?

Imagen: Giuseppe Moscato