¿Quién no ha oído hablar de Stephen Hawking? Este genio de la física, ejemplo de superación, que ha conseguido acercar sus complejos conceptos físicos al público haciéndolos accesibles. Tiene una vida muy interesante, llena de datos curiosos que poco a poco vamos a presentaros.

¿Sabías que Stephen Hawking sacaba malas notas en el colegio? ¿O que nació en el 300 aniversario de la muerte de Galileo? En este artículo repasaremos algunos de los datos más peculiares de su vida académica.

Sacaba malas notas en el colegio

En su época escolar, Stephen Hawking sacaba muy malas calificaciones, aunque estaba muy interesado por saber cómo funcionaban las cosas y sus profesores parecían entender que tenían un futuro genio entre ellos. A pesar de sus malas notas, Hawking consiguió una beca para la Universidad de Oxford, con una nota casi perfecta en el examen de física.

No le gustaba la biología

Stephen Hawking se aficionó a las matemáticas desde una edad temprana, pero su padre quería que estudiara medicina. Pero, a pesar de su interés por la ciencia, a Stephen Hawking no le gustaba nada la biología. Para él esta ciencia era demasiado inexacta y descriptiva, y él quería dedicar su mente a conceptos más precisos y bien definidos.

Ya en la Universidad de Oxford se encontró que la materia de matemáticas no era una de las principales, por lo que decidió estudiar física.

loading...

Stephen Hawking de niño y de joven

De hecho, incluso dentro de la física, se centró en las preguntas más importantes. Cuando nos enfrentamos a decidir entre las dos pistas de la física de partículas, que estudia el comportamiento de las partículas subatómicas, frente a la cosmología, que estudia el universo grande como un todo, Hawking eligió la segunda. Eligió la cosmología a pesar del hecho de que, en ese momento, apenas se reconocía como un campo legítimo.

Al explicar por qué, dijo que la física de partículas “parecía botánica. Había todas estas partículas, pero ninguna teoría”.

En Oxford formaba parte del equipo de remo

Durante su primer año en Oxford,  Hawking se enfrenta al aislamiento y la infelicidad. Parece que unirse al equipo de remo le ayudó a superarlo. Hawking no era un gran atleta por aquel entonces. Sin embargo, los equipos reclutaban hombres más pequeños como él para ser timoneles, una posición que no rema, sino que controla la dirección y velocidad de carrera.

Debido a que el remo era tan importante y competitivo en Oxford, el papel de Hawking en el equipo lo hizo muy popular. Pero los entrenamientos empezaron a afectar a sus hábitos de estudio, por lo que empezó a tomar “atajos graves” y a utilizar lo que él mismo llama “análisis creativos para crear informes de laboratorio”.

loading...

Stephen Hawking experimentando las sensaciones de un vuelo gravedad cero

A los 21 le diagnosticaron ELA y le dieron pocos años de vida

Ya graduado, Hawking comenzó a mostrar síntomas de dificultades par andar y torpeza general. Su familia comenzó a preocuparse durante unas vacaciones de Navidad e insistió en que visitara a un médico. Antes de ver a un especialista, sin embargo, asistió a una fiesta de Año Nuevo, donde conoció a su futura esposa, Jane Wilde. Ella recuerda haber sido atraída por su ” sentido del humor y su personalidad independiente”.

La semana siguiente Hawking cumplió 21 años, y poco después ingresó en el hospital, donde le hicieron pruebas durante dos semanas para descubrir lo que le ocurría.  Posteriormente, fue diagnosticado de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también conocida como enfermedad de Lou Gehrig, que es una enfermedad neurológica que hace que los pacientes pierdan el control de sus músculos voluntarios. Los médicos le dijeron que probablemente le quedarían pocos años de vida.

Hawking recuerda que se conmocionó y se preguntaba por qué le había sucedido esto a él. Sin embargo, ver a un niño de morir de leucemia en el hospital le hizo darse cuenta de que había otras personas en peor situación que él. Y, haciendo gala de un gran optimismo, Hawking  comenzó a salir con Jane.

Imagen: Intel Free Press