Son famosos y su sola presencia es CASI una garantía para que la película tenga éxito. Decimos “casi” porque el que una producción funcione en taquilla no depende exclusivamente del rostro del reparto ni de los millones invertidos, de hecho en supercurioso,  ya dedicamos un artículo a esas películas con faraónicas inversiones que, finalmente resultaron ser un fracaso comercial. Pero en el caso de los actores es diferente, su responsabilidad es muy distinta, ellos reciben su cheque, ejecutan el papel con más o menos maestrías y si la película se encumbra o se estrella no afecta en absoluto a su bolsillo…. Aunque sí a su proyección posterior, tal vez por ello se cuente a menudo que Johnny Deep no soporta verse así mismo en la pantalla, que empieza a hiperventilar lleno de ansiedad ante aspectos que debía haber mejorado, ante detalles que para él pueden suponer la desilusión de sus admiradores. Autoexigencias aparte, cabe decir que las cantidades que cada año se llevan nuestros admirados actores rozan lo increíble, inversiones que Hollywood acostumbra a usar en esas películas que nos entretienen, que nos hacen soñar y que nos gusta ver una y otra vez (en el mejor de los casos, claro…)

1. Harrison Ford.

Llevábamos bastante tiempo sin ver al querido Harrison Ford en pantalla, o al menos sin formar parte de algo que nos llamara la atención. Pero de pronto el profesor Indiana Jones cogió de nuevo su látigo y su sombrero y aceptó un cheque de 65 millones de dólares. ¿Cómo negarse? “Indiana Jones  y el reino de la Calavera de Cristal” fue un éxito en taquilla, y tanto él como Spielberg y Lucas se repartieron los beneficios.

2. Jack Nicholson.

El polifacético y gran actor Jack Nicholson sigue encumbrando esta lista después de que en 1989 interpretara el papel de Jocker en el “Batman” de Tim Burton. ¿Cuánto ganó? 60 millones exactamente. Y para la historia quedó sin duda la genialidad de su papel y los ceros de ese cheque.

3. Adam Sandler.

¿Alguien se sorprende? Puede que sí, puede que muchos se extrañen al ver el nombre de este cómico en la lista, sus películas no tienen excesiva calidad y casi siempre son algo discretas, pero para muchos es un rostro que gusta ver de vez en cuando, de ahí que en alguna ocasión se le haya pagado hasta 55 millones por películas como “Zohan”.

4. Will Smith.

El simpático actor también está incluido en este club de los actores de oro. Cuenta con la fidelidad de un público que siempre hace rentables sus películas: Hancock, Siete Vidas, Men in Black… en más de una ocasión ha llegado a llevarse más de 45 millones de dólares.

5. Eddie Murphy

Puede que hoy en día su popularidad ya no luzca como en tiempos pasados… pero películas como “El chico de oro”, o el “Príncipe de Zamunda” le valieron llegar a embolsarse cantidades cercanas a los 40 millones de dólares.

6. Nicolas Cage.

Es un actor incansable que cada año presenta una o dos películas, puede que sea de tus favoritos o puede que detestes sus implantes de pelo pero produce títulos que son atractivos para toda la familia. Es un amante de los cómics y de las producciones de aventuras, de ahí que en su caché figuren cifras cercanas a los 40 millones de dólares.

7. Tom Hanks.

Es un experto en firmar contratos, sus ingresos suelen rondar entre los 20 y 35 millones de dólares, títulos como “Ángeles y Demonios” o “Náufrago” lo encumbran entre los más apreciados por los directores.

8. Tom Cruise.

No podía faltar. Sus participaciones en Valkiria o Tropic Thunder le valieron recientemente rozar los 30 millones de dólares, uno de los habituales en Hollywood en los que a cifras millonarias se refiere.

9. Brad Pitt.

Muy habitual en todas las listas: los más guapos, los mejor pagados… Este afortunado actor suele recaudar un millón tras otro gracias a películas como Benjamin Button, Inglorius Basters o Guerra Mundial Z. Recientemente facturó hasta 28 millones.

10. Johnny Depp.

El actor fetiche de Tim Burton y genial dueño de La Perla Negra, sigue estando entre los mejor pagados de Hollywood, aunque cabe decir que sus películas ya no recaudan lo esperado. Si su primera incursión como Jack Sparrow ofreció una recaudación de 72 millones de dólares, en el último título de Los piratas del Caribe, se recogió un poco más de la mitad. Su papel en el “Llanero solitario” tampoco fue un éxito en taquilla, pero todos sabemos que sus dotes como actor rozan una excelencia camaleónica que siempre cautivará a grandes y pequeños.